Archivo de la etiqueta: Reflexión

Plantitas mostoleñas

¡Hola de nuevo!

Durante este último mes, me he percatado de que diversas plantitas han colonizado varias macetas olvidadas en mi ciudad. Tampoco es que fueran muchas macetas, pero las suficientes para que llame la atención. Una amiga fue la primera que me lo dijo: «¿Sabes? Esta mañana cuando he salido para ir a la universidad, me he encontrado los maceteros de al lado de mi casa replantados.»

Me pasó estas fotos y me contó que se había sorprendido porque no recordaba que estuvieran allí. Alguna planta así en plan rebelde sí, pero no como estaban estas. Así que me invitó a verlo. Había un poco de todo: Romero, tomillo, aloe, alguna tomatera… Mi amiga me dijo que era la segunda vez que aparecían plantas allí, pero que no solían durar mucho porque algunos vecinos las arrancaban. De hecho, me señaló un agujero en la tierra donde debió de existir alguna planta en otro momento.

wp-1479291461960.jpgMe contó que su madre había estado hablando con las vecinas y le habían dicho que esas plantas no eran del Ayuntamiento, sino que las habían puesto unos chicos. Mi amiga dijo que a ella le parecía muy bien esta acción, pero que le molestaba que no lo respetasen. A mí, personalmente, me dio qué pensar. Porque daba la impresión de que si las plantaban personas normales, como nosotras, los vecinos se aprovechaban y las quitaban; pero si las ponía el Ayuntamiento, la gente parecía que se moderaba o les daba miedo y las respetaban… Eso o que en realidad, se roban más plantas de las que nosotras nos pensamos.

Esto fue hace ya casi un mes, pero hace poco vi que habían surgido plantitas en unas macetas del parque Cuartel Huertas. Ese parque lleva dejado ya bastante tiempo. Es decir, lo cuidan más o menos, pero entre que el agua de la fuente está verde más tiempo que clara y las plantas suelen sobrevivir porque son muy duras y no porque les hagan mucho caso, tampoco es que se pueda decir que esté a las mil maravillas. Pues allí hay un pasillo lleno de jardineras vacías, hasta que aparecieron, de repente, plantas como en casa de mi amiga.

No sé qué deciros. A mí me parece bonito. Es una acción altruista que anima la ciudad. Porque si fuese de algún político enseguida se hubiesen puesto medallas y habrían dicho que están haciendo mucho por nosotros. Que les debemos la vida y esas cosas… Pero con estas plantas nadie se ha proclamado dueño y señor. Simplemente las ponen para el disfrute de todos y ya está. Por eso, se me rompió el corazón ayer cuando fui por el parque y me encontré esto:

¡No quedaba nada! Se las habían comido con patatas… Yo supongo que fueron los jardineros del Ayuntamiento quienes las arrancaron. Pero que alguien me explique, ¿qué hay de malo en que haya plantas en esas jardineras? ¿No se les encarga que cuiden de las plantas de la ciudad? Supongo que serán sólo las plantas que les dice el Ayuntamiento. Y respeto su profesión, de verdad, puesto que ellos mantienen la ciudad limpia para que no parezca una jungla, ¿pero es que no podían haber mirado simplemente para otro lado y dejarlas ahí que creciesen alegres y a su ritmo? Tampoco eran de nadie en particular…

Me da pena que ocurran estas cosas. Cuando alguien intenta hacer algo en beneficio de los demás pero va a contracorriente y se le castiga. Móstoles, como otras ciudades de Madrid, no es lo que se dice verde y ecológica. Hay polución y ríos contaminados por vertidos fecales. Basura en las calles, depende de las zonas. Y la falta que hace de árboles y plantas para poder limpiar el aire y tener más humedad, nadie la cubre. De hecho, siempre es más sencillo talar o cortar que plantar. Lo más gracioso de todo, es que hay un plan de ciudad verde, pero aquí nadie hace nada. Sólo servirá para campaña electoral, como muchas otras cosas. Y es que es desalentador observar cómo la calidad de vida ha disminuido de una manera tan acentuada desde el siglo XX y lo que el ser humano le ha hecho al Planeta.

Creo que deberíamos de hacer igual nosotros, que deberíamos de tomar las riendas de lo que ocurre a nuestro alrededor, incluso por pequeño que parezca. Creo que como ciudadanos deberíamos de implicarnos más en las cosas que nos preocupan. Un fin de semana de estos iré por ahí lanzando semillas. Y vosotros si queréis también lo podéis hacer. Que no digan que no nos preocupan nuestras ciudades. Será un acto de revolución a pequeña escala. Pero cada plantita que nazca, será una victoria.

 

Pensadlo y ya me decís. Nos leemos y un saludo.

Anuncios

Sobre la sociedad y la política

Llevo unos días muy molesta. Estoy cansada de muchas personas que piensan que no hay más verdades que la suya y de las personas que odian a todos los que no son como ellos. Aburrida de los que provocan sufrimiento en los otros sólo por su egoísmo. Estoy cansada de pantallas de humo, de manipulación de datos y del amarillismo de los medios.  De todos aquellos que se creen más listos que nadie, pero recurren al insulto fácil. Harta del comentar por comentar y del criticar por criticar.

Cansada de aquellos que piensan que todos los jóvenes sin trabajo somos vagos, drogadictos y estúpidos. Cansada de personas que aceptan cualquier condición laboral por conformismo… Estoy cansada de tanta envidia, tanta competencia… Aburrida de que te exijan ser excelente en tus estudios y tener una experiencia imposible a tu edad, pero te miran por encima del hombro por haber cursado un modelo educativo distinto al que ellos tuvieron. Sigue leyendo Sobre la sociedad y la política

¡Feliz 2016!

Quizá llego un poco tarde para escribir esta entrada pero, qué más da, lo importante es hacerla 😛

Se nos fue el 2015, un año lleno de cambios tanto buenos como malos. Se terminaron mis días de estudiante tras una mesa y delante de una pizarra. Como conté en la anterior entrada, me apena mucho que esto haya sido así, porque me gustó mucho estudiar el módulo. Lo disfruté enormemente porque gracias a los años que he pasado estudiándolo he conocido a personas estupendas y he hecho cosas que me han realizado como persona.

El 2015 hizo que me lanzara a abrir Ensoñaciones y a escribir mis historias. Gracias por el apoyo que he recibido durante todo este tiempo 🙂 Es gratificante poder compartir mis ideas y que os parezcan agradables a vosotros también.

Quiero que en este 2016 poder seguir escribiendo y superarme con cada nueva historia, además de seguir ilustrando mis pequeños trabajos. Deseo que os quedéis conmigo, que podamos aprender juntos y seguir leyéndoos como hasta ahora.

También me gustaría poder atreverme a participar en algún concurso literario este año. Pero siempre me da un poco de miedo… Quisiera mover un poco más Ensoñaciones para conocer más escritores y si puedo participar en alguna revista sería genial. Si surge cualquier cosa de estas ya os lo diré.

Os deseo un nuevo año estupendo lleno de cosas por hacer y mucha literatura por leer y escribir 😉 ❤

Una breve reflexión personal

Normalmente no suelo escribir sobre mí. De hecho lo intento evitar porque Ensoñaciones es para disfrutar de las historias. Es obvio que para poder escribir uno tiene que haber vivido un mínimo de situaciones, porque con ellas hemos aprendido a empatizar, a saber reaccionar o a que no debimos habernos quedado parados en determinado momento. Dicen que sin sufrimiento sería imposible escribir. Yo no lo sé, pero si nos basamos en la premisa de que del conflicto surgen las historias, si una persona nunca ha tenido conflictos es probable que nunca sepa escribir. O al menos de la manera que llega al corazón.

Y, ¿por qué hablar del sufrimiento? Pues porque en el fondo es bonito, porque nos hace sentir las cosas buenas con más intensidad. Cuántas veces empezamos una empresa, cualquiera que sea, y nunca le vemos el final. Pero siempre llega, sea cual sea. Nada es eterno. Posiblemente, lo más parecido a la eternidad en vida sería empezar a leer un libro y nunca terminarlo, pero sería eterno para ti, no para los demás. Y como todo tiene un final, son los finales los que me apenan. Hoy me he despedido de una persona que seguramente vuelva a ver, pero me ha hecho ser consciente de que los años más bonitos que he tenido como estudiante se van a ir, por mucho que yo los quiera retener. Me ha hecho pensar en todas las personas que me quedan por despedir y que no sé cuándo veré. Pero que si las vuelvo a ver, las abrazaré como si nunca me hubiese ido.

No me gustan las despedidas, son realmente tristes. La muerte es una despedida igual pero más larga. Eterna. Porque ya no volveremos a ver a todos esos que emprendieron el viaje sin retorno. Por eso lloramos su pérdida, porque sabemos que no los veremos ni los escucharemos más.

Me siento triste por lo que sé que dejaré aquí. Por mis amigos, por aquellos que se han portado bien conmigo, e incluso por aquellos que aprecio y no me corresponden. Porque lo que me espera después es sólo incertidumbre y no quiero caer en la desesperación de ver una existencia vacía. Un pedazo de mi corazón se queda aquí. Un pedazo que, es probable, infle de idealizaciones del pasado.

De todas formas, reconozco que nunca me he adaptado muy bien a los cambios. Por eso, a todos los que sois como yo, os consuelo como me consolaría a mí misma: Aceptadlo, la vida siempre anda cambiando, os guste o no. Daos la pataleta y llorad lo que tengáis que llorar, pero luego mirad lo que os causa tanto mal, como si fuera ajeno a vosotros. Va a pasar, sea lo que sea, porque el tiempo ni se detiene ni se rebobina. Yo voy a conservar mis recuerdos bonitos, porque es lo más parecido a rebobinar el tiempo. Pero hay que seguir.

Si habéis llegado hasta aquí, probablemente os hayáis sentido identificados o identificadas. Yo he vertido un poco de mí en esta entrada con ciertas preocupaciones y reflexiones. La próxima vez espero traeros algo un poco más alegre, como de costumbre, para poder apreciar las cosas buenas después de las malas.

Nos leemos.

 

the_end

La imagen es del buscador Google, no he sabido encontrarle una autoría específica.

Vuelta de vacaciones

Las vacaciones fuera de Madrid se terminarán para mí a partir de mañana, lunes 10, y retomaré mi actividad habitual en Ensoñaciones. Siento mucho mis erratas y faltas en los textos, sobre todo en los  dos últimos, que los programé corriendo antes de irme al monte durante unos días. De todas formas, con la corrección soy un poco desastre. Intentaré que no se repita ya que siempre he pensado que no se puede tomar a un autor en serio si comete faltas ortográficas :/

También retomaré la lectura atrasada de todas las entradas que habéis ido colgando, no me he olvidado de ellas ;).

Para este mes me gustaría hacer otros marcapáginas para que os los descarguéis, como los anteriores. Seguiré con las series de La abuela Silvina y Cupido Desatado, a ver si las termino, y con los relatos cortos. Apocalipsis Zombie TV lo dejaré más para septiembre, junto con alguna nueva serie que tengo ahí pensada.

Subiré, como de costumbre, los miércoles, y si acaso, algún domingo. Podéis seguirme en Facebook y Twitter, las redes sociales que más utilizo.

Espero que vosotros también disfrutéis de las vacaciones, toméis el sol con precaución y que comáis mucho helado. Un abrazo.poster-affiche-lapins-cretins-ete