Orquídea Real

Últimamente me cuesta mucho ponerme a escribir. Supongo que es normal por el calor y que me paso la mayor parte del tiempo fuera de casa y no es precisamente viajando, ojalá.

¿Sabéis? Hay veces que me gustaría vivir más intensamente mi vida, llenarla de viajes, personas, culturas y experiencias. De esta manera podría sacarle más jugo a las historias. Sin embargo, mis viajes sólo pueden ser hacia dentro del pensamiento y la imaginación, que aunque son estupendos, creo que a veces no llegan a transmitir del todo. No sé, serán cosas mías. Aprovecharé mi carencia económica para viajar leyendo, ejercicio que no termino de dedicarle suficientes horas.

Esta vez quiero recomendaros el blog de una amiga: Rorro Samazi

Espero que disfrutéis del relato que os regalo a continuación. La imagen la encontré por la Red. Un abrazo 😉


En las profundidades de las ciudades se esconde un mundo diferente. Son lugares que pasan desapercibidos a la mayor parte de los urbanitas. Sitios llenos de almas oscuras, perversión y secretos. Callejones mugrientos, locales abandonados.

Esta vez, la ciudad formaría parte de un acontecimiento que tiene lugar cada veinte años. Es la reunión de los protectores de la Orquídea Real, un ópalo de fuego tan grande como un puño, tallado y engarzado en un amuleto de oro. A esta singular joya se le asocia cierto tipo de poder sobrenatural.

Los miembros de esta orden portan un anillo con el escudo de una orquídea Lycaste xytriophora, que les sirve como identificación. El propósito de estas reuniones es pasar la custodia de la piedra de un miembro a otro durante los próximos veinte años. Sin embargo, es la piedra la que elige al portador. Tras una serie de cánticos conjuntos entorno a la gema, esta se eleva, brillante como un ascua, hasta el techo para después caer en las manos del elegido portador.

Durante los próximos veinte años, la Orquídea Real guiará a su protector por el camino de la prosperidad y la riqueza, multiplicando los billetes de su cartera de forma exponencial. Aunque, como todo, tiene un precio a pagar: la propia vida, pues el elegido nunca llega a vivir para ver la próxima elección de portador.

Se cree que las almas se almacenan en el interior del ópalo y que son estas las que eligen y guían al siguiente protector de la gema.

Dicen que los miembros de la Orquídea Real se acercan a las personas necesitadas. Personas que tuvieron todo y luego no les quedó nada. Se aprovechan de esa debilidad para acogerlos y prometerles un futuro mejor si la piedra los elige. Algunos esperan toda la vida a que esto ocurra sin resultado.

¿Cuánto estaría dispuesta a sacrificar una persona para tener poder y riqueza, aunque eso supusiera la muerte? Para algunos nada es tan gratificante como el poder y la riqueza y mientras esto sea así, existirá, oculta en algún lugar, la orden de la Orquídea Real.


Copyrighted.com Registered & Protected  EJL4-RXSH-5KD4-5YYS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s